EL DEPARTAMENTO DEL CHOCO

MUNICIPIOS                         CAPITAL                     ORDENANZA

 

Litoral Del San Juan           Sta. G. de Docordó              001/Mayo 23/93

 

Cantón del San Pablo        Managrú                              004/Mayo23/94

 

Atrato                                Yuto                                    010/ Mayo 9 /97

 

Medio Baudó                   Boca de Pepé                       003/Abril 23/99

 

Río Quito                         Paimadó                               004 Abril 25/99

 

Medio Atrato                    Beté                                    008 Junio 23/99

 

Unión Panamericana         Las Animas                          011/Julio 30/99

 

Istmina                             Istmina                                001 Mayo 25/93

 

Condoto                          Condoto

 

Tadó                               Tadó

 

Sipí                                 Sipí

 

Novita                             Novita

 

Bajo Baudó                     Pizarro

 

Bojayá                            Bellavista

 

Alto Baudó                      Pie de Pato

 

Quibdo                           Quibdo

 

Lloró                                Lloró

 

Rio sucio                            Río Sucio

 

Carmen de Atrato               El Carmen

 

Bagadó                              Bagadó

 

San José del palmar           San José del Palmar

 

Acandí                               Acandí

 

Nuquí                                 Nuquí

 

Juradó                               Juradó

 

Bahía solano                     Bahía Solano

 

Unguía                                Ungía.

 

Bajirá                                Bajirá

 

Certegui                            Certegui

 

Medio san Juan.              Andagoya. 


                    

PROCESO HISTORICO CHOCOANO

 

El Chocó está en el ángulo de la república de Colombia y limita con panamá, los océanos pacífico y Atlántico, y los departamentos Antioquia, Risaralda y Valle del Cauca.  Posee una extensión de 47.000 Km. Cuadrados uno de los más extensos en Colombia, en el Chocó se fundó la primera ciudad de América. Santa María la Antigua del Darién, destruida por guerras intestinas entre los fundadores españoles de esta ciudad, por haber sido construida de leña no quedaron ni las ruinas.

 

Está situado este departamento en una región preñada de riquezas naturales, pero lleno de grandes contradicciones.  Hay petróleo. Oro. Plata. Platino y cobre, entre otros minerales que alberga su suelo y  a pesar de ello sus gentes son las más pobres de Colombia, posee costas en ambos océanos y sin embargo sus gentes no conocen el mar por falta de vías de comunicación, pero la verdadera riqueza del chocó se encuentra en su potencia humana, formado por una población integrada en la siguiente forma: 60% negra, 25% mulatos – mezcla de blancos y negros –

8% blancos llegados de otras regiones del país y un 7% de indios que existen arrinconados en las cabeceras de los ríos.  Esta heterogeneidad étnica existe – prácticamente una torre de babel – impide en forma protuberante la unidad de criterios en el Chocó.

 

En los ríos Atrato, San Juan y Baudó, a la llegada de los españoles existían mas de 600.000 indígenas.  100 años tarde, solo quedaban el 10% casi 4 siglos después el elemento indio está apunto de extinguirse en el Chocó.

 

Los españoles vinieron en busca de riquezas.  Padecían de una enfermedad en el espíritu cuya única medicina era el oro.  Los españoles esclavizaron a los indios para robarle el oro que poseían en cantidades industriales, sin embargo para los aborígenes el metal amarillo no era tan codiciado como para los peninsulares que veían en él riquezas que les permitiría volver a Europa y cambiar de vida.

 

Adquirir bienes terrenales, e incluso, título de nobleza.  El indio no extraía el oro de las entrañas de la tierra para buscar riquezas o para conseguir poder y de esta forma dominar a los otros.  El oro lo utilizaban para elaborar adornos y figuras religiosas, que los españoles en su codicia e ignorancia fundieron en barras, por que lo único que les interesaba era el codiciado metal.

 

Es posible que los indios hallan llegado al Chocó antes del nacimiento de Cristo.  Probablemente llegaron procedentes de la costa Atlántica, donde vivían de la pesca y de la caza y practicaban de vez en cuando la tropofagìa o canibalismo.  Su penetración al Chocó se hizo a través del río Atrato.  Ya asentados en lo que hoy es el Chocó aprendieron a cultivar la tierra y sembraron mas yuca y plátano, los indios Chocoes, como casi todos los del occidente Colombiano son Caribes y penetraron al interior del país atravesando ríos y pantanos hasta llegar a las mesetas y faldas de las grandes cordilleras donde establecieron sus plantaciones.

 

Diferentes grupos como los cunas, Citaráes, Nohanamaes, Baudoes y sus respectivos grupos coexistían pacíficamente.  Cada grupo indígena habla una lengua dialecto distinto y cada uno tenía un jefe.  Vivían en aldeas, principalmente a orillas de los ríos, que era su ubicación preferida por la facilidad que les brindaba estos para conseguir el sustento, las comunicaciones y aseo personal.

 

Los aborígenes eran buenos agricultores, comían bien y estaban en mejores condiciones que después que llegaron los españoles y mucho mejor que hoy.  Los nativos no practicaban casi nunca la guerra y si la hacía era con un carácter típicamente religioso, y, cuando por motivos religiosos llegaban a la guerra lo hacían casi siempre para ganarse la virtud y la fuerza del enemigo.

 

Los indios que habitaban en el Chocó practicaban el comercio por medio del trueque, cuyos artículos preferidos eran el oro y la sal, este comercio se practicaba principalmente en panamá y lugares distantes como Brasil y Ecuador, se ha especulado mucho en los últimos tiempos con aquello de que en Colombia es muy difícil construir carreteras por ser un país de cordilleras y montañas.  Sin embargo los indios tenían todo el país surcado de caminos y por ello transportaban sus productos en forma rápida y casi perfecta.

 

La sociedad indígena se constituía según los distintos grupos.  Los más pequeños eran dirigidos por un jefe, en cambio los grupos más poblados, es decir los populosos estaban organizados en forma de reinos.  Lo más importante aquí es que la sociedad indígena era totalmente diferente a la de los blancos que vinieron a expropiarlos y a quitarles sus pertenencias.  Ellos vivían en perfecto estado natural, lo que era de uno era de los demás, no existía la explotación del hombre por el hombre, no se conocía la plusvalía, la comunidad cuidaba de sus enfermos y ancianos, practicaban la comunidad de bienes, era un verdadero comunismo aborigen.

 

La sociedad estaba fundamentada en el principio de igualdad y no en la explotación capitalista, con esto quiero decir que todos los asociados eran iguales, no como en la sociedad actual en la cual existe un islote de ricos, rodeado de un inmenso océano de cobre.

 

Las unidades familiares cambian riquezas y trabajo.  Aún hoy todavía en Colombia se practican en algunas regiones este sistema de trabajo que se conoce como el “cambio de mano”, por medio del cual los campesinos ayudan a otro a recoger la cosecha a construir su vivienda en forma gratuita, de la misma manera que estos irían a trabajar prácticamente en el desuso en el Chocó.

 

La razón por la cual el intercambio era igual y sólido se debía a que cada hogar controlaba una marcha de los medios de producción: la tierra y el agua.  Si cada hogar controlaba esos medios de producción y así cada persona tenía mas o menos la misma cantidad de tierra, era muy difícil que un grupo dominara a los otros, pues los mismos jefes dependían de quienes cultivaban la tierra.  Aún cuando en la antigüedad existían en todo la América hispana y lusitana y en la costa occidental de África grandes reinos, los reyes y las reinas trataban con respeto a los campesinos de quienes dependían ya que estos tenían asegurado el control de la tierra.  Los excedentes de producción que los dioses recibían usualmente se devolvían para ser distribuidos a los campesinos de acuerdo con sus necesidades.

 

En el Chocó la mayoría de los indios lucharon o huyeron para no dejarse someter.  Se negaron muchas veces a cultivar para los peninsulares a consecuencia de lo cual muchos aborígenes fueron muertos.  Las enfermedades Europeas como la sífilis y la viruela también fueron causa de la muerte de muchos indios.

 

Los Españoles esclavizaron de muchas manera a los indígenas porque los necesitaban para el cultivo de los alimentos y la producción de oro, algunos los esclavizaron en forma directa.  A otros los sometieron a las encomiendas.  Cada conquistador se hizo encomendero de determinado grupo de indios y el rey de España le dio derecho a los conquistadores para cobrar una parte de los tributos de los aborígenes.  La corona española comenzó a preocuparse cuando supo que muchos indios estaban muriendo por que eso menguaba ostensiblemente su riqueza de ultramar.

 

Otro hecho que preocupo mucha los reyes de España fue el gran dominio que empezaron a tener los conquistadores de los indios, llegaron a adquirir de esa forma mucho dinero, riquezas insospechadas, amenazando con convertirse en segundos reyes de América. 

 

Por ello la corona reguló el manejo de los indígenas y limitó el número de esclavos, obligó a vivir “reducciones” aldeas de indios y designó a un oficial llamado corregidor, cuyo trabajo consistía en repetir un número fijo de indios en “mita”, para los conquistadores ahora convertidos en amos y señores de la tierra.

 

Estas disposiciones de la corona fueron muy benéficas para los españoles, pero después de casi 60 años de conquista quedaban muy pocos aborígenes y aunque si bien es cierto la tierra estaba preñada de riquezas, no habían brazos para extraerlas.  La sed de oro de los conquistadores, su ignorancia y su sociedad esclavista basada en la explotación de la población primitiva, que era la única capaz de extraer la riqueza del rico legendario Chocó.

 

Tan grande era la avaricia y la necesidad de brazos y tan tentador el metal amarillo, que se decidió traer un grupo  distinto de seres humanos desde el exótico y desconocido continente africano, a través del inmenso océano Atlántico y fue así como en el año 1600, los españoles efectuaron la primera importación de africanos, a razón de mil por año, al puerto negrero de Cartagena.

 

 

LLEGADA DEL NEGRO AL CHOCO

 

La esclavitud no era algo nuevo para los fundadores españoles.  Desde hacia muchos años en Europa existía la esclavitud, así que los españoles estaban acostumbrados a este sistema de comprar y vender seres humanos.  Sin embargo solo después de 1600 los esclavos empezaron a ser importados en gran escala.  Entre los primeros pedidos de esclavos, tal vez el primero en el Chocó, se encuentra una carta de novita escrita en 1590, que dice:

 

“En la gobernación muy rica, todo el oro y no le faltaría la plata si tuviese brazos que la meneasen, el oro se halla en ríos, en criaderos, en peladeros, en vetas.  Suele hacer tropezones riquísimos, es grande la suma de oro que se ha sacado de esta provincia, porque toda ella está milagrosamente lastrada de oro y no hay río ni quebrada que no lleve buen oro y de seguir.  Por ser tierra caliente y los indios bebedores y por otras causas han faltado, de manera que en cien lenguas no hay diez o doce mil indios y estos están en Popayán, Cali y pasto por ser tierras con climas benignos, de manera que novita, Neguá y Bebará son muy faltos de indios y se va la tierra a acabar a mas andar, por que ya en lo de lloró y citará se encuentra despoblado y así se entiende; los indios se acabaran muy pronto.  Tienen un adversario grande que es la gente de guerra que come carne humana,  que baja a pelear y comer a los muertos de paz, no sin grande afrenta de los españoles.  A esta causa la tierra está despoblada e inhabitable, porque hay tigres, osos, leones que también hacen sus saltos en indios.

 

Respuesta:  no hay otro medio para sacar un tesoro tan grande como lo hay en el Chocó sino procurar poblarle con negros cazados en colonias que aunque sean esclavos han de ser ascripticios a los metales en forma de pueblos, de que resultará un provecho muy grande sin daño de nadie en útil de todos.

 

Los negros no reciben agravios porque les será muy útil a los míseros sacarlos de guinea, de aquel fuego y tiranía y barbarie y brutalidad en donde sin ley ni dios viven como brutos salvajes, llevados a tierra mejor sana, para ellos abundante, alegre, para que mejor se conserven y vivan en policía y religión, de que conseguirán muchos bienes temporales, y lo que mas estimo, espirituales: que porque la nación de los negros es muy capaz de ellos, será sumo beneficio, si se les considere, en injuria denegándoles.  Y en ese discurso lo menos es el interés de la población y cultivar las minas con lo que se pretende del útil de los negros mismos, cuyos tutores, como sean los reyes cristianos de Portugal, deben atender al pro y útil universal suyo, por ser estos ignorantes, tanto necesariamente se les ha de proveer de estado temporal y espiritual, en que me allego al voto de don Francisco Jiménez en lo que el reino de granada, y como ignorante no haga escrúpulo de sacar como quiera negros y guineas para los cristinos; y como va cristino un negro me alegro con San Pablo, aunque sea la servidumbre la ocasión, y tengo la por dichosa cuando acarrea al racional tanto la felicidad que se le pone en camino la salvación, y aunque el hombre es siervo y esclavo ofende las orejas pías este negocio, con beneficio de las leyes de la partida y con igualdad de la justicia castellana, se ha mudado de manera que ser esclavo es como lujo, como compañero y familiar que se le hace sumo beneficio al que le da la ley, amo y padre y señor.

 

Y ya no había de ser favorable la libertad entre nosotros cuando esta ha vuelto en daño de los hombres que fueron esclavos que, careciendo de amo y patrón, mueren viviendo y con sumas necesidades, viviendo a suma miseria y pobreza mayor que la que tuvieran en la servidumbre si en ella perseverara, de que resuelvo cuan poco escrúpulo hay si doy orden de que sean estos bien tratados y sea como compañía entre el dueño y otros, donde ellos pongan el sudor y manos y ejercicio tolerante y moderado, y el amo los instrumentos, y el oro que se sacaban sirva para el sustento, vicio (sustento).

 

 PREHISTORIA

  La crónica de la conquista española en tierra firme nos cuenta que el vasto territorio conocido en el presente con el nombre de DEPARTAMENTO DEL CHOCO,  estaba habitado por tribus pertenecientes a la gran familia del caribe, y por un pueblo de origen desconocido, que los conquistadores hispanos llamaban “los chocoes”.

A los primeros pertenecían los Urabaes, los Urabaibes  y los Noanamaes, guerreros feroces e indomables casi exterminados por la conquista.

 

En cuanto a los segundos se sabe que culturalmente son “Amazonios”, como se comprueba por el empleo de la Cerbatana o Bodoquera como arma ofensiva amén de analizar en tan corto espacio constituyeron el núcleo indígena más importante, razón por la cual se denomina “CHOCO” o NACIONAL DE LOS CHOCOES”; a la zona geográfica por ellos poblada.  Se extendían desde Caramanta hasta estribaciones orientales de la Serranía del Baudó, ocupando la parte central del territorio Chocoano y algunas zonas limítrofes con los actuales departamentos de Antioquia y Caldas.

 

Se trata de un pueblo de cultura poco desarrollada, que no obstante, cultivó el maíz, la yuca y practico con las tribus vecinas un intenso comercio de trueque.  Combinando el oro que abundaba en tan dilatada zona por mantas de algodón y otros artículos.  El medio geográfico hizo de ellas grandes navegantes de las arterias fluviales de este territorio.

   

DESCUBRIMIENTO

En el último viaje (1502), pisó Colón tierras colombianas, precisamente en el Chocó.  Un año antes, Rodrigo de Bastidas había descubierto las bocas del río “Darién” (el Atrato), que dio su nombre al golfo y explorando las costas del este.  Con Bastidas vinieron Juan de la Cosa, Vasco Núñez de Balboa en 1510,  bajo la dirección de este, la pequeña población fundada en el año anterior por Alonso de Ojeda en la orilla oriental del Golfo de Urabà (San Sebastián de Buenavista de Urabà), fue trasladado a la orilla opuesta, es decir al Chocó (Cerca de la desembocadura del río Tanelo, dentro del actual Municipio de Acandí), con el nombre de SANTA MARIA LA ANTIGUA DEL DARIEN, célebres en los anales del hemisférico. 

 

Santa María la Antigua no solamente fue la primera fundación del nuevo continente  que alcanzó el desarrollo, el título, y los blasones de “Ciudad”, ni fue tan solo la primera cede Episcopal de las Américas en tierras firmes (1.514), si no que allí se concibieron las expediciones que habrían de darles cimas: El descubrimiento del océano pacífico y la conquista del Perú.

 

Pero con las estrellas del Balboa palideció, también de la orgullosa capital; y al ser decapitado aquél por medio de Arias de Ávila (1517), quedó sellada la suerte de Santa María de la Antigua; el asesino de su fundador traslado la sede del Gobierno y del Obispado, primero  Acla y luego a la recién nacida Panamá (1519); tras del gobernador y del Obispo, emigraron los Colombianos; y decientan y abandonada la gloriosa ciudad del adelantado del Mar del Sur, fue fácil presa de los indios, que la incendiaron y asolaron en 1.524.  Pronto la selva cubrió sus restos y hoy solo quedan algunos vestidos de la primera ciudad de América, en tierras del Chocó.  El descubrimiento y la exploración del litoral Chocoano del pacífico correspondieron a algunos de los tenientes de Balboa, pascual de Andagoya quien precursor de Pizarro en la búsqueda del legendario reino del “Birú”. Descubrir las bocas del río San Juan (1.522), fundó a sus orillas la emífera población del mismo nombre, y recogió informaciones decisivas acerca del imperio de los Inca, que habría de utilizar sus compañeros Francisco Pizarro y Diego de Almagro.

   

COLONIA

Desde los primeros albores de la conquista y a raíz de la fantástica leyenda de “El dorado”, el Chocó fue teatro de muchas expediciones encomendadas de descubrir el fabuloso tesoro.  Apareció entonces la leyenda de “El Daba ibo” como el lugar donde se encontraban dichas riquezas.

 

La cantidad de oro de que disponían los Indígenas para sus negociaciones de trueque llevaron al ánimo del conquistador la creencia de que dicho lugar se encontraba en las orillas del río Darién.  Se descubrieron ricos yacimientos del precioso metal que tanto necesitaba la corona española para satisfacer sus ambiciones dinásticas.

 

El régimen de la “Mita” que implicaba la esclavitud del Indio para dedicarle al rudo trabajo de la minería se mantuvo al orden, del día hasta cuando se comprobó que el indio era físicamente débil para buen provecho de tan productiva empresa.

 

Preocupadas las autoridades y la sociedad del Chocó por el progreso de su parcela, han iniciado loables movimientos por formar el turismo, que allí puede adquirir extraordinario valor, dado el interés que el departamento ofrece por sus bellezas naturales y por su riqueza material y folklórica.

 

Diezmando los indios o fugitivos, fue necesario recurrir desde los primeros tiempos de la Colonia, a la mano de obra negra, esclava, para las labores mineras.  En influjo moderador de misioneros católicos fue atenuado el rigor de la lucha y la ferocidad de la explotación del Negro, quien por otra parte no se resignaba a tan miserable situación.  Se mostraba lenvastico, y en muchas situaciones organizaron sabotajes tras una acción meritoria o para premiarlo por el hallazgo de un rico filón.

 

En los reales de minas surgieron las primeras poblaciones estables: Citará, (Quibdo), Novita, Noanamá, Negua, Bebará, Lloró, Viró, Sipí, Cajón, Tadó y Tanamá.  Al propio tiempo el Golfo de Uraba era teatro de un ensayo de colonización escocesa, la de Patterson, que antes la indiferencia de la corona inglesa, fue desecha por los patriotas españoles en 1.700.

 

 

En los siglos XVII y XVIII, las tres provincias del Chocó (Citará, Baudó y Noanama), fueron elegidas en tendencias del Golfo de Popayán era tal el rendimiento de sus minas de oro, que la región se conocía como el “Postosis Neogranadino” no menos de 200 millones de pesos en oro se extrajeron entonces para las arcas reales una película “Suciedad” de ese oro del chocó, denominado platino, mortifico al principio a los mineros y recaudadores, hasta que Chaveanu demostró, la excelencia del nuevo metal mandadas a recoger todas sus existencias por el Arzobispo – virrey, y estacando el platino por cuenta de la corona, pudo el señor Caballero y Góngora conducir personalmente a España un cuantioso tesoro “Siendo las minas de la provincia del Chocó” se lee en Su relación de mando – donde se encuentra con mas abundancia, especialmente en la Opogodó, que tiene fama de ser casi toda de platino.  El fiscal Yañes recogió la considerable cantidad de ciento veinte arrobas de las cuales más de 20 libras traídas de Popayán, aunque siempre de las minas del Chocó.  Tengo participando al rey ser yo mismo el conductor, para ofrecerlas a los reales pies de su majestad, que con esta cantidad y treinta y dos arrobas más que anteriormente tengo remitida, acaso habrá de satisfacer sus piadosos deseos.

 

  INDEPENDENCIA

  El Chocó participó intensamente en la gesta emancipadora.  El movimiento revolucionario de 1.810 en la capital del virreinato, no pudo reconocer rápidamente en tal apartado de provincias, solo a fines de 1.812 llegó a Quibdo, fray José Talledo, fugitivo de Sámano, con noticias del levantamiento.

 

El 2 de Febrero de 1.813 declaró Quibdo su independencia, poco después lo hizo Novita, y así lo hicieron también las demás villas y aldeas, todas las cuales acreditaron a don Ignacio de Herrera como su diputado ante la junta suprema de Santafé.

 

El Pacificador Pablo Morillo, después de haber tomado la plaza fuente de Cartagena.  Reconoció la aptitud republicana de los próceres regionales del Chocó montejando que el ejemplo de separarse del Gobierno realistas había seguido “hasta por la miserable provincia del Chocó”.

 

Pasado el ciclo de Cartagena, el “Pacificador Morillo” confió al coronel Julián Bayer la empresa de someter a los patriotas y sus rectos – con seis botes de guerras, elementos, provisiones y soldados, se puso en marcha hacia Quibdó, y a esta operación se le dio el nombre de “expedición de rescate de oro”. Ya que la finalidad era impedir que los patriotas se sirvieran de las riquezas auríferas y platinífero del Chocó pero los patriotas, presintiendo el peligro, se hicieron fuerte en la eminencia de Murri, en donde construyeron un fortín para avisar oportunamente al enemigo y combatirlo.

 

La defensa de esta fortaleza, construida con fondos y materiales, que dominaron los patriotas, estuvo a cargo de don miguel Montalvo y sede don Tomás Pérez, valeroso capitán.  Al presentarse Bayer con sus embarcaciones y tropas, se trabo el combate entre realistas y patriotas y por varios días, sufriendo las armas españolas tremendas derrotas.  Cuatro meses después de esta revés regresó el coronel Bayer al Atrato con un refuerzo al mando del comandante Antonio Pla; pero los patriotas ya habían abandonado el fuerte de Murri replegándose hacia Quibdo en donde podían contar con mayor cantidad de recursos.

 

Los Españoles después de tomar el abandonado fuerte, prosiguieron hacia Quibdó, la cual tomaron por asalto en la noche del 6 de mayo de 1816, el 25 de mayo de 1826, el coronel Bayer venció a los patriotas de Nóvita y cayeron prisioneros, el gobernador de la provincia don Miguel Buch y don Miguel Montalvo.  Estos dos ilustres hijos de Quibdó fueron enviados a Bogotá en donde se les fusiló el 29 de octubre de 1816 en compañía del sabio Francisco José de Caldas.  El 14 de junio de 1816 fue fusilado el bravo capitán Tomás Pérez.

   

REPUBLICA

Constituida La Gran Colombia en 1819, las provincias del Chocó fueron elegidas en gobernación autónoma. En 1831 pasó a formar parte del departamento del Cauca.

 

Extinguida la gran Colombia y dividida la nueva granada en 15 provincias, el Chocó fue una de estas (1831). En 1858, al construirse la confederación granadina, paso el territorio chocoano a formar parte del estado soberano del Cauca.  En 1906, el general Reyes gergó el Chocó del Cauca. Eligiéndolo en “Intendencia”.

 

En 1.908 fue creado el departamento de Quibdó.  Y en 1.909, por la ley 65, tomó al Chocó a ser convertido en “intendencia”.  En el año de 1.947, en virtud de la ley 13 se creó el Departamento del Chocó; dicha ley fue sancionada por el Doctor Mariano Ospina Pérez como presidente de la República.

 

En todo este periodo de vida republicana el Chocó se ha hecho presente, a un en las luchas fratricidas del pasado siglo.  Este pueblo ha vivido intensamente la historia del país, y de su seno han salido grandes valores humanos de que se enorgullece la patria común, con Presidente de la República como: Manuel María Mallarino, Carlos y Jorge Holguín: Presidente del Estado soberano del Cauca.  Como Cesar Conto y Salomón Posso: Literatos de la altura de Jorge Isaac y Ricardo Carrasquilla, para no citar sin a que aquellos que en el siglo del siglo pasado le dieron lustre a la República.

 

 SITUACION GEOGRAFICA

 El Departamento del Chocó forma el ángulo noroeste de la República de Colombia y esta situado entre los 8º 41  o 7, (punto extremo de cabo tiburón) y a los 4º 2 45, punto más meridiano del límite sur del Departamento de longitud Norte, y desde 1º 51 46 (encima de los farallones del citará), hasta los 3º 48  33  (punto equidistante entre punta Ardita y Cocalito) de longitud occidental del Meridiano de Bogotá).

 

 POBLACIÓN

  El censo de 1998, arrojó una población de 406.091 habitantes, actualmente el departamento del Chocó tiene 31 municipios.

 

AREA: La extensión territorial son 47.476 kilómetros cuadrados.

 

PERÍMETRO: Su perímetro mide aproximadamente 1.476 Km, de los cuales corresponden 65 a la costa sobre el Atlántico y 350 al litoral pacífico.

 

 OROGRAFÍA

 La cordillera occidental de los andes separa al Chocó de los departamentos de Antioquia, Caldas y el Valle, entre sus eminencias principales se destacan los cerros de Torra (3.760m) y Caramanta (3.085m), los farallones del citará (3.300m) y  alto de paramillo (3.400m), un pequeño ramal separa las hoyas del Atrato y del San Juan.  Cerca de la desembocadura de este último en Pacífico, emerge un sistema orográfico independientemente, de la cordillera del Baudó, de escasa altura que divorcia dicha serranía de las aguas del pacífico.  “Serranía del Cugucho”,  y del río Atrato del mismo Océano, “Serranía del Pacífico o de la “maestra”” la cual corre paralela a la costa Chocoana del Pacífico hasta empalmar, en el extremo norte con la serranía del Darién que sirve de límite entre Colombia y Panamá.

 

 COSTA

 Mientras las costas Antioqueñas del golfo de Uraba es baja y anegadiza, la occidental o Chocoana es alta, escarpada y sinuosa; Entre las numerosas bahías que ofrece, solamente  Tribuna podría ser utilizada para un gran puerto.  El litoral del Pacífico del Chocó, en cambio en la parte comprendida entre Cabo Corriente y la frontera de Panamá, es uno de los sectores costeros más extendidos del mundo, tanto como por la maravillosa belleza de su rada (que llega a lo inefable en la “ensenada de Utría”),  que en dialecto indígena significa “la Bella”, por las condiciones extraordinarias de sus puertos naturales  (coredo, Octavia, Cupica, Limones, Chicichire, Tebada y sobre todo Bahía Solano, unos de los mejores y más amplios del Universo), de orillas acantiladas que hacen innecesarios los muelles, de clima benigno, inmediatos a zona alta de feracidad excepcional y cruzadas por riachuelos de purísimas aguas.  De cabo corriente hasta Buenaventura, la costa es como la de allí hacia el sur, baja cenagosa, insalubre, poblada de manglares y surcadas de esteros.

 

 HIDROGRAFIA

 El Chocó no es otra cosa que el conjunto de tres formidables sistemas hidrográficos: el del Río Atrato, el del San Juan, y el del Baudó, con sus infinitos y caudalosos afluentes que se complementan entre sí.

 

EL ATRATO

 Cerrado al tráfico durante varios siglos, bajo pena de muerte, por el celo de los reyes de España, (de allí el nombre que le dieron los escoceses del Darién. “Atrato”, es uno de los ríos más caudalosos del mundo (4.900 metros cúbicos de los cuales son navegables por  vapores  508 (hasta Quibdó). La anchura varía entre 250 y 500 metros, la profundidad es de 38 a 31 metros, majestuoso y lento, de orillas acantiladas, los geógrafos ven en el una “Laguna en movimiento” mas bien que un río.  Corre en todos sus cursos, de sur a norte, para la Costa del Pacífico y muy cerca de (200 Km en promedio) hasta el acto de que algunos de sus grandes afluentes por la margen izquierda llegan casi al propio litoral y tributan al Atlántico.

 

 SAN JUAN

 (En Indígena “Dochara”), es más caudaloso que los que desembocan al pacífico (1.300 m3/seg),  su curso es de 400 Km, navegables, vapores hasta Bebedó (296 Km, aunque la profundidad, la anchura es de 150mts en el primer tercio, de 30 en el segundo hasta el ultimo)  El alto San Juan desemboca con gran velocidad a 9 Km por frente de Andagoya, y a 4 de Dipurdú, delimita hasta el mar, su velocidad y su dirección esta subordas a la marea, como la de todos los tributarios del pacífico, que en las bocas corren hacia su Fuente.

 

EL BAUDO

 También tributación, hoya más pequeña y al propio tiempo más fértil de los tres.  Es un río Nilo de aguas amarillas por el limo fecundo de riberas pantanosas.  Su extensión es de 375 Km, su curso de 180 Km, alcanza los 2000 m3/seg., Su profundidad es escasa (Pequeños Barcos pueden remontarlo 80 Km hasta dubaza).  De los Istmos que unen entre sí  tres sistemas hidrográficos antes que separarlos conviene destacar: el de San Pablo, entre el río San Juan y el Quito, afluente del Atrato, a través del cual hubo ya una comunicación interoceánica (el “Canal del Cura”, abierto por el cura de Nóvita, Antonio de Cerezo, en 1.788), que la república dejo secar; los de Suruco, Pató, Taridó, Popó, entre las hoyas del Atrato, San Juan y Baudó; el del Barrial, entre los ríos San Juan y Decampadó; los del Cugucho, Nauca, Torreidó y Peradó, entre las hoyas del Baudó y la costa del Pacífico y finalmente de los limones, Napipi y Truando, en la prodigiosa zona canalítica del Atrato, que Colombia se obstina en no apreciar y utilizar debidamente.

 

 CLIMA

 Grandes zonas del Chocó se caracterizan por la frecuencia y la intensidad de sus lluvias.  Su ubicación en la región de la “Calmas”, El calor natural de un suelo poco elevado y cercano a la línea Ecuatorial, el número y el caudal de sus ríos, los dos sistemas orográficos paralelos que encajaron sus grandes valles y la proximidad de unos de aquellos al océano Pacífico, así como la densidad de sus inmensas selvas, todo construye a hacer de algunas regiones del Chocó la más lluviosa del país.

 

El régimen no es uniforme, como ya se ha sugerido, en este vasto territorio, y las lluvias son menores en la costa y en núcleo

 

central, el más poblado que las partes bajas selváticas de las tres grandes hoyas fluviales, a casi nulas en el último tercio septentrional del litoral pacífico y en las mesetas del Darien.  Además a pesar de las lluvias, la humedad del ambiente solo es notable en pequeñas zonas del Chocó.

 

Contra la opinión predominante en el interior del país, la mayor parte del territorio Chocoano es salubre.  Lo son, desde luego,  las estribaciones de la cordillera occidental de los Andes y las mesetas de las serranías del Pacífico y del Darién que equivalen a un tercio del área total, y son fácilmente higienizables; la zona del atlántico, la septentrional del pacífico desde Cabo Corriente y las del Alto Atrato, Alto Baudó y alto y medio San Juan.

 

 

NUEVOS MUNICIPIOS DEL CHOCO

 

MUNICIPIOS                                     CAPITAL

ORDENANZA

 

Litoral del San Juan                       Santa G. De Docordó

001/Mayo 25/94

 

Cantón del San Pablo                    Managrú

004/Mayo23/94

 

Municipio de Atrato                      Yuto 

010/Mayo 9 /97

 

Medio Baudó                                    Boca de Pepé

003/ Abril 23/99

 

Río Quito                                          Paimadó

004/  Abril  25/99

 

Medio                                                Atrato  Bete

008/ Junio 23 /99

 

Unión Panamericana                    Las Animas

011/ Julio 30/99

 Cortesia: Licenciado Miguel Demetrio Moya

 
PLATOS TIPICOS DEL
DEPARTAMENTO DEL CHOCO
1. Arrotoyado     
2. Arroz de Maiz
3. Arroz con Queso clavado  
4. Dios Mio
5. Pescado   
6. Mondongo
7. Sancocho de Pollo criollo  
8. Sancocho de Pescado con Coco
9. Empanadas   
10. Carimañola
11. Asadura    
12. Polvoroza
13. Pastel  
14. Arroz Bochinche
15. Arroz con Leche  
16. Chicharròn
17. Rellena    
18. Jugo de yuca
19. Chicha     
20. Guarapo
21. Colada de piña    
22. Mazamorra 
23. Casabe    
24. Enyucado
25. Pan Ayemado  
26. Sosiega
27. Jugo de Borojò 
28. Bolis Surtidos
29. Biche (Bebida Alcoholica) 
30. Sopa de Queso

31. Vinete

32. Longaniza 

33. Envuelto e Choclo

34. Envuelto e Bite ( De Maiz Simple )

35. Birimbi